¿Qué hacemos con los residuos?

TerraCycle es diferente a las empresas de reciclajetradicionales, ya que nosotros nos centramos en una amplia gama de flujos de residuos que no suelen ser reciclables a escala local.

Nuestro proceso comienza con nuestro equipo de I+D (científicos internos y especialistas en aplicaciones de materiales que trabajan en nuestras diversas oficinas y en colaboración con universidades líderes), que se encarga de analizar los materiales para determinar la forma correcta de procesarlos y convertirlos en nuevos materiales. Esto incluye cómo descomponer los residuos, cómo separarlos en función de sus componentes esenciales y cómo reciclar luego esos materiales para nuevas aplicaciones.

Una vez finalizada la labor del equipo de I+D y cuando ya hay un programa de reciclaje en marcha, nuestro equipo de materiales construye una cadena de suministro activa para la recolección, la clasificación, el reciclaje y los mercados finales. Para mantenernos a la vanguardia de las innovaciones de envasado y de los cambios en la tecnología, aprovechamos una amplia red de capacidades logísticas, de clasificación y de procesamiento de terceros para dar así vida a nuestras soluciones.

EQUIPO I+D Y REVISIÓN DE LA NORMATIVA

TerraCycle lleva a cabo un amplio desarrollo desde la base para evaluar los materiales que planeamos recibir y reciclar:

  • Normativa: Revisamos la normativa local, regional y nacional para confirmar de qué forma cada artículo de la lista de residuos aceptados puede recogerse, enviarse y/o almacenarse de forma segura en cada mercado.
  • Reciclabilidad técnica: Evaluamos la composición del material de los residuos aceptados para determinar de qué manera se debe clasificar, procesar y convertir el material en una materia prima utilizable para la fabricación de productos reciclados.
  • Reciclabilidad práctica: Nos apoyamos en factores del mundo real (como los niveles de contaminación o las limitaciones de proveedores y equipos) para confirmar que tenemos una cadena de suministro viable para reciclar.

La sede de I+D global de TerraCycle se encuentra en el EcoComplex (Complejo Ecológico) de la Universidad Rutgers, un centro de investigación para industrias medioambientales y de energías renovables.

RECEPCIÓN Y COMPROBACIÓN

En cada país, los residuos se envían a las plantas de separación y clasificación de TerraCycle (MRF, por sus siglas en inglés), que siempre están ubicadas en el mismo país en el que se originan los residuos.

Cuando un envío llega a una MRF especializada de TerraCycle, se registra, pesa e inspecciona visualmente en busca de contaminación.

Las MRF de TerraCycle son lugares especializados que reciben residuos, registran datos, separan manualmente materiales distintos (si procede) y agrupan materiales para su reciclaje.

CLASIFICACIÓN Y AGRUPACIÓN

Mediante el uso de una serie de técnicas, clasificamos los materiales en función de sus características y de su composición y, a continuación, agrupamos los materiales similares para alcanzar los umbrales mínimos de volumen necesarios para su posterior procesamiento.

TerraCycle utiliza una amplia variedad de tecnologías de clasificación, como la clasificación manual, la separación por tamaños, la separación gravimétrica (hundido/flotante), la óptica, la densidad del aire, la gravedad, la magnética y muchas más, con el fin de dirigir el material hacia abajo para su correcto procesamiento y manipulación.

TerraCycle evita convertir los residuos en energía y nunca recurre a ello como una solución al final de la vida útil de cualquier cosa que garantizamos reciclar. Un pequeño porcentaje de los artículos seleccionados se clasifican y procesan a través de la conversión de desechos en energía y son utilizados por la instalación de procesamiento directamente y/o la red local de servicios públicos. Esto se aplica al material que debe ser tratado de esta manera debido a restricciones legales, a los desechos no conformes o a los artículos que están claramente descritos en las descripciones del programa TerraCycle.

Estas imágenes, tomadas en uno de las MRF de TerraCycle, muestran a los miembros del equipo concentrando los materiales recién clasificados en un formato a granel para prepararlos para el procesamiento.

LIMPIEZA Y PROCESAMIENTO

Una vez clasificados por categorías, los diferentes tipos de materiales se limpian y se envían a terceros asociados que los procesan para convertirlos en formas utilizables.

Por ejemplo, los metales y el aluminio se trituran y funden en láminas de metal, lingotes o barras. El vidrio se tritura y funde para su uso en nuevas botellas de vidrio (si son transparentes) o en aplicaciones de ladrillo, cemento u hormigón (si tienen color). Generalmente, el caucho se somete a molienda criogénica para congelarlo y, a continuación, se reduce a un estado de polvo para aplicaciones de pavimento. Los compuestos orgánicos se compostan o utilizan en fertilizantes industriales y comerciales.

Los plásticos representan la mayor categoría de materiales que recogemos a través de nuestros programas. Estos materiales presentan un tamaño reducido (se hacen más pequeños si se cortan o trituran) y, a continuación, se funden y adoptan la forma de gránulos, escamas o polvo.

Los miembros del equipo de TerraCycle preparan el material para su reciclaje. TerraCycle trabaja con una red de proveedores externos (previamente formados y seleccionados por parte de nuestro equipo de materiales) para garantizar que se procesen todos los residuos.

PRODUCTOS RECICLADOS

Tras comprobar que todos los residuos se reciclan y convierten en materias primas, estas se venden a empresas de fabricación que producen productos finales, con lo que se completa así el ciclo de reciclaje. Entre estos productos finales se incluyen muebles y cubiertas exteriores, palés de transporte de plástico, regaderas, recipientes y contenedores de almacenamiento, tubos para aplicaciones de construcción, baldosas para el suelo, cubiertas de superficies de parques infantiles y campos deportivos, y mucho más.

Bancos, parques infantiles y parterres son algunos de los muchos productos finales que se pueden fabricar utilizando los materiales reciclados recogidos a través de nuestros programas.

Nuestra opinión sobre las soluciones para residuos

¿Utiliza TerraCycle reciclaje mecánico o químico?

En general, TerraCycle utiliza soluciones que garantizan no solo la capacidad de reciclaje técnico, sino también la capacidad de reciclaje práctico. La reciclabilidad técnica es la capacidad de convertir el material en un nuevo formato utilizable, a menudo en un laboratorio o en un entorno de demostración. No tiene en cuenta la viabilidad económica, pero es un requisito previo para la reciclabilidad práctica. Lo que crea una reciclabilidad práctica para un flujo de residuos específico es que una cadena de suministro de gestión de residuos pueda reciclarla de manera rentable.

Los recicladores suelen ser empresas con ánimo de lucro, por lo que se centran en reciclar aquellos flujos de residuos en los que pueden obtener beneficios. En el caso de la mayoría de los productos y envases, el coste de recogerlos y procesarlos suele ser superior al valor del material resultante, por lo que, aunque son reciclables técnicamente, a día de hoy apenas se reciclan a escala. Por esta razón, TerraCycle ha creado un enfoque alternativo para crear soluciones para los residuos.

El reciclaje mecánico consiste en recuperar los materiales desechados y convertirlos en materiales utilizables. Para ello, se descomponen y se convierten en algo nuevo. Así es como se procesa la mayoría de los residuos recogidos a través de TerraCycle.

El reciclaje químico es un término genérico para referirse a varios procesos que alteran químicamente los plásticos para prepararlos para el procesamiento, ya sea aplicando calor, agotando el oxígeno, utilizando la solvólisis o recurriendo a otros métodos. TerraCycle utiliza soluciones de reciclaje químico hoy en día en aplicaciones selectas. Además, hemos realizado grandes inversiones en más I+D para evaluar soluciones adicionales. No buscaremos métodos de reciclaje químico que conviertan el plástico en combustible o energía.